SKIP TO CONTENT

CITROËN ADVANCED COMFORT,

COMODIDAD Y RELAX A BORDO TAMBIÉN EN PLENO INVIERNO

22/12/2021
  • Las fechas navideñas son para muchas personas sinónimo de desplazamientos largos, a menudo en condiciones difíciles por la climatología. En estas circunstancias, las prestaciones del programa Citroën Advanced Comfort® brillan con luz propia.
  • Para Citroën, el confort es un concepto que va mucho más allá de la mera comodidad: engloba todos los aspectos de la vida en el automóvil, desde los asientos y las suspensiones hasta una configuración sencilla e intuitiva del puesto de conducción, dotado con las tecnologías más avanzadas. El objetivo es ofrecer una experiencia única, que combina confort, seguridad y polivalencia.
  • Actualmente, el programa Citroën Advanced Comfort® aglutina los trabajos de la marca en áreas como el comportamiento en carretera, la acústica, la ergonomía, la calidad del aire, la elección de materiales, la modularidad y el aprovechamiento del espacio con un único objetivo: asegurar el máximo bienestar físico y mental.

 

La bajada del termómetro, y la aparición de luces y adornos navideños en las calles son, para muchas personas, el inicio de la cuenta atrás para algunos de los desplazamientos más largos del año en los que, a diferencia del verano, se cuelan invitados poco deseados como el frío, la baja visibilidad o la presencia de nieve y hielo. Con su programa Citroën Advanced Comfort®, la marca del Doble Chevrón quiere asegurar que, al final de ese viaje, tanto la persona que conduce como las personas que viajan con ella lleguen a su destino descansadas, frescas y dispuestas a disfrutar de la compañía de los suyos.

 

Con el programa Citroën Advanced Comfort®, la marca adapta su tradición centenaria de comodidad y espíritu inconformista a nuestro tiempo con un enfoque único: el confort en el automóvil debe asegurar el mayor bienestar físico y mental a todas las personas que viajan a bordo. Asientos, suspensiones, materiales, espacio, modularidad y tecnología no se diseñan de un modo aislado, sino que se conciben como un todo, para ofrecer una experiencia única: sentirse como en casa y convertir la experiencia de viajar a bordo de un Citroën en una burbuja de confort.

 

Actualmente, este programa se traduce en soluciones concretas y novedosas en elementos como las suspensiones, la acústica y los asientos, en los que se ha cuidado la comodidad, los materiales y la ergonomía. También se manifiesta en una forma de pensar y diseñar el espacio, caracterizada por la amplitud, la luminosidad y la polivalencia. Al volante, se ha trabajado en ofrecer bienestar y una menor carga mental, con mandos accesibles y el uso de tecnologías intuitivas, con funciones de ayuda a la conducción útiles en el día a día que ofrecen continuidad entre el universo digital de cada persona, dentro y fuera del vehículo.

 

La unión al suelo y el comportamiento en carretera son dos elementos de confort que se han convertido en una seña de identidad de Citroën desde hace décadas y que cobran una importancia esencial en trayectos invernales. La investigación de la marca ha llevado al desarrollo de las Suspensiones con Amortiguadores Suspensivos HidráulicosTM, que han requerido el registro de 20 patentes. Su funcionamiento se basa en la presencia de dos topes hidráulicos, uno de extensión y otro de compresión, a ambos lados de cada amortiguador. Combinados con el muelle y el amortiguador, estos topes dan una mayor libertad de desplazamiento al vehículo y ralentizan, de forma progresiva, los movimientos de la carrocería. El resultado: un efecto de “alfombra voladora”, en el que el automóvil parece sobrevolar la carretera, sea cual sea el estado del firme.

 

La ergonomía del puesto de conducción es otro de los puntos clave del programa Citroën Advanced Comfort® y de las investigaciones de los ingenieros de la marca en el último medio siglo. Por medio de pantallas táctiles y de las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas los Citroën son un auténtico referente en materia de confort mental y de uso, algo que se agradece tras hacer una ruta de muchos kilómetros en circunstancias no siempre fáciles.

 

El puesto de conducción del Nuevo Citroën C4 ilustra esta estrategia con un diseño en el que se ha cuidado su carácter intuitivo. Así, la instrumentación HD frameless está dotada de un grafismo propio de Citroën, original y fácil de leer, con una suave iluminación ambiental lateral blanca que genera un efecto flotante. La instrumentación se combina con un amplio sistema head-up display en color, de fácil lectura y que permite que el conductor mantenga su atención en la carretera. En el centro, de la parte superior de la consola y junto a los aireadores principales, la pantalla táctil de 25,4 cm (10’’) es el centro neurálgico de las informaciones del vehículo y el punto de control de gran parte de sus funciones.

 

Los vehículos Citroën cuentan con una amplia gama de funciones de ayuda a la conducción, para tranquilizar la mente y aumentar el confort. Entre ellos destacan el sistema de frenado de emergencia Active Safety Brake, el control de crucero adaptativo, el sistema de vigilancia de ángulo muerto, la detección de baja presión de los neumáticos, la ayuda a la salida en pendiente (hill assist), la ayuda semiautomática al estacionamiento (park assist), o el encendido automático de luces de carretera. En todos estos casos, estas funciones aportan una contribución valiosa para el bienestar de la persona que conduce, además de permitir que se concentre en lo esencial.

 

El programa Citroën Advanced Comfort® no podía pasar por alto los asientos, que son el elemento del automóvil con el que se está más en contacto. Son ellos los que proporcionan las primeras sensaciones de bienestar, tanto cuando nos fijamos en ellos como cuando los usamos a bordo. Además del papel que desempeñan en cuanto a sujeción, también tienen un papel fundamental en la filtración de las distintas vibraciones del vehículo o procedentes de las deformaciones de la carretera. La Marca responde con los asientos Advanced ConfortTM, presentes en modelos como el SUV Citroën C5 Aircross, el Nuevo Citroën C4 o el Nuevo Citroën C3. Su novedosa espuma de alta densidad optimiza la comodidad, incluso tras varias horas seguidas de uso, ofreciendo un mullido acogedor desde el primer momento. Se han trabajado aspectos como el confort postural, con banquetas y respaldos anchos y una sujeción reforzada y que cuentan con reglaje en altura e, incluso, reglaje lumbar en el puesto de conducción.

 

Gracias a la utilización de diferentes capas de materias específicas (espuma poliuretano, viscoelástica o texturizada), se adaptan perfectamente a la morfología de los pasajeros, además de ofrecer un mullido inédito. Recubiertos con un forro acolchado único, estos nuevos asientos ofrecen a los pasajeros un confort sin precedentes. En su desarrollo, se han estudiado conceptos como la “memoria de forma” muy presente en mundos como el de los colchones o el de las zapatillas deportivas, pero que aún no se habían utilizado en el automóvil.

 

Para responder a situaciones como las que se producen en estas fechas, Citroën ha imaginado soluciones innovadoras en la configuración del habitáculo y el maletero de sus distintos modelos, para que cada cosa encuentre su lugar. Tanto si se trata de zonas para depositar objetos, cajones bajo los asientos, grandes guanteras o bandejas situadas en el techo como en los aviones, los equipos de diseño de Citroën siempre logran llegar un poco más allá en materia de aprovechamiento del espacio. La comodidad y un uso sencillo, dos temas predilectos para la Marca, se expresan en forma de asientos giratorios, para subir y bajar del vehículo con mayor facilidad, compartimentos ocultos o salpicaderos dotados de bandejas y espacios portaobjetos desmontables. El récord sigue estando en poder del SUV Citroën C5 Aircross, con 81 maneras diferentes de organizar maletero y habitáculo.