[cle1: REDIRECTION_DANS Lang:ES] [cle1: SECONDES Lang:ES]
SUV Compact C3 Aircross

CITROËN ADVANCED COMFORT: UN CONFORT GLOBAL

  • Desde su creación en 1919, el confort ha sido un valor clave para Citroën. Hitos como la tracción delantera, la suspensión hidroneumática o la recién llegada suspensión de Amortiguadores Progresivos HidráulicosTM han logrado convertir el “Confort Citroën” en una seña de identidad que marca la diferencia.
  • El programa Citroën Advanced Comfort®, inspirado en las personas, adapta esta ventaja de la marca a nuestra época dándole una dimensión completa que engloba aspectos como: suspensiones, asientos, acústica, facilidad de uso, huecos para objetos, espacio amplio, calidad del aire y materiales. El objetivo: responder a las necesidades de las personas de hoy, que buscan sentirse en sus coches “como en casa”.
  • Novedades como las Suspensiones de Amortiguadores Progresivos HidráulicosTM o los asientos Advanced Comfort®, presentes en la Nueva Berlina Citroën C4 Cactus, son algunos ejemplos de tecnologías asociadas al programa Citroën Advanced Comfort®.



Desde su nacimiento en 1919, la noción de confort está íntimamente ligada al ADN de Citroën y a los vehículos que han marcado su historia. Durante todos estos años, las personas y sus necesidades han ido cambiando, del mismo modo que también ha ido evolucionando su concepción del confort. Hoy, las personas buscan en su coche un espacio donde sentirse bien y seguras, como en su casa, que les facilite la vida y aligere la carga mental de la conducción. Pero también que sea una extensión de su universo digital y una expresión de su personalidad. La respuesta de Citroën: el programa Citroën Advanced Comfort®.

 Con este programa, la marca busca seguir revolucionando los códigos del confort, aportando su visión innovadora y su experiencia centenaria. El automóvil se convierte en un “segundo hogar”, en el que los distintos sistemas filtran tanto las inclemencias del mundo exterior como las irregularidades de la carretera. Además, entran en juego nuevos factores, como la luminosidad, la habitabilidad, la modularidad, la ergonomía o la conectividad. Así, están implicados en el confort prácticamente todos los elementos y sistemas del vehículo, desde la suspensión a la tapicería, pasando por el motor, la carrocería o la acústica del habitáculo.

Los últimos lanzamientos de la marca ya recogen los grandes ejes del programa Citroën Advanced Comfort® (cumplir todos tus deseos, facilitar la vida a bordo, aligerar la carga mental y racionalizar el uso). Así, se ha cuidado especialmente la conducción, eliminando las interferencias exteriores para asegurar una marcha suave y tranquila en un habitáculo despejado, silencioso y protegido.

 En este ambiente relajado, también se ha trabajado intensamente la funcionalidad, para conseguir una experiencia más cómoda al volante, con una clara visualización de la información, tecnologías intuitivas, ayudas a la conducción y conectividad. Además, también se ha tenido en cuenta la amplitud de espacios, la presencia de compartimentos prácticos para guardar objetos, y funcionalidades ingeniosas. El objetivo: que subir a bordo de un Citroën sea sinónimo de bienestar físico y mental, garantizando la tranquilidad tanto de la persona que conduce como la de los pasajeros.

 El confort ha sido una de las grandes prioridades, por ejemplo, al diseñar la Nueva Berlina C4 Cactus y configurar sus tecnologías y equipamientos. Se ha trabajado exhaustivamente sobre la unión al suelo, seña de identidad de Citroën desde hace décadas, hasta desarrollar la suspensión de Amortiguadores Progresivos HidráulicosTM, que ha requerido el registro de 20 patentes. Un nuevo paso en la historia del excelente comportamiento en carretera de los vehículos de la marca.

 Su principio de funcionamiento es sencillo. Mientras que las suspensiones clásicas están formadas por un amortiguador, un muelle y un tope mecánico, la suspensión de Amortiguadores Progresivos Hidráulicos™ añade dos topes hidráulicos a un lado y al otro: uno de extensión y uno de compresión. La suspensión trabaja así en dos tiempos en función de las necesidades:

    • En el caso de las compresiones y extensiones ligeras, el muelle y el amortiguador controlan de manera conjunta los movimientos verticales sin necesidad de que funcionen los topes hidráulicos. Pero la presencia de estos topes ha permitido a los ingenieros ofrecer una mayor libertad de desplazamiento al vehículo, lo que proporciona un efecto de “alfombra voladora”, dando la sensación de que el vehículo sobrevuela las deformaciones de la calzada.
  • En el caso de compresiones y extensiones importantes, el muelle y el amortiguador trabajan en combinación con los topes hidráulicos de compresión o de extensión, los cuales ralentizan el movimiento de una manera progresiva, evitando así las paradas bruscas al final del recorrido. Contrariamente a un tope mecánico clásico, que absorbe la energía pero que restituye una parte de ella, el tope hidráulico absorbe y disipa esta energía. Por ello, no se produce un fenómeno de rebote.

Gracias a esta solución técnica innovadora, inaugurada en Europa por la Nueva Berlina C4 Cactus, los Citroën del futuro ofrecerán un confort de un nivel superior en todos los segmentos y en todos los mercados: desde los compactos urbanos a los modelos de alta gama.

 Otro de los elementos que contribuyen a filtrar las distintas vibraciones del vehículo o procedentes de las deformaciones de la carretera, son los asientos, el elemento del coche con el que se está más en contacto. Proporcionan las primeras sensaciones de bienestar, tanto cuando nos fijamos en ellos como cuando los usamos a bordo.

 El desarrollo de un asiento integra su diseño, que debe respetar la forma de la espalda y proporcionar una óptima posición de conducción, junto a la elección de los materiales que lo componen. Las espumas de diferentes densidades y durezas, se utilizan dependiendo de la función que deben cumplir en cada zona: sujeción o amortiguación.

 Para mejorar su confort, Citroën ha estudiado productos ajenos al mundo del automóvil, como los colchones, donde la “memoria de forma” constituye el no va más del confort. Gracias a la utilización de diferentes capas de materias específicas (espuma poliuretano, viscoelástica o texturizada), Citroën ha desarrollado los asientos Advanced ConfortTM, que se adaptan perfectamente a la morfología de los pasajeros, además de ofrecer un mullido inédito en el mundo del automóvil. Gracias a sus propiedades, vuelven a su forma original entre dos ocupantes. Recubiertos con un forro acolchado único, estos nuevos asientos ofrecen un confort sin precedentes. La Nueva Berlina C4 Cactus, Made in Spain, los ha incorporado en primicia mundial.

 Este modelo es también una prueba del nuevo confort acústico de la marca. Con, entre otras cosas, un mayor grosor de las ventanas, un nuevo panel de insonorización de los bajos, o nuevos sellados en las puertas, se consigue aislar el habitáculo de las interferencias del exterior. Esto permite que en el interior reine una sensación de “calma” y “serenidad”. La misma que se puede experimentar en otros modelos de Citroën como el SpaceTourer, que también ha recibido un tratamiento acústico específico. En él, por ejemplo, se han disminuido los ruidos y las vibraciones, gracias al uso de absorbentes a nivel de la carrocería y alrededor de todo el habitáculo (techo, puertas, salpicadero, suelo…) y de un acristalado laminado más grueso (+0,70mm).

 En el confort global al que se refiere el programa Advanced Comfort también influyen los espacios amplios y modulables y la presencia de ingeniosos huecos para guardar objetos. Algo en lo que destaca el SpaceTourer, que ofrece una modularidad récord y unas prestaciones que le convierten en un objeto camaleónico, capaz de adaptarse a las necesidades de las personas, por muy diversas que sean. Algo que consigue, entre otras cosas, gracias a su altura contenida de 1,90m (lo que le permite acceder a los parkings) y a sus tres tallas (XS, M y XL), con hasta 9 plazas, y la posibilidad de contar incluso con una configuración interior modo salón, con asientos individuales reversibles.

 Por su parte, el Nuevo SUV Compacto C3 Aircross destaca por su habitabilidad de referencia (mejor altura bajo el techo, amplio espacio para las piernas), una modularidad sin rival (banqueta deslizante en 2 partes independientes, posibilidad de plegar el asiento del acompañante delantero en forma de mesa para proporcionar una longitud de carga de 2,40m) y un volumen de maletero excepcional (410 litros, que pueden extenderse hasta 520 litros).

 Este modelo Made in Spain, que permite hasta 85 combinaciones posibles de colores, con cinco ambientes interiores que incluyen diferentes tonos y materiales es otro perfecto ejemplo de como en el programa Citroën Advanced Comfort abarca distintas dimensiones, con una amplia superficie acristalada, 12 tecnologías de ayuda a la conducción y 4 sistemas de conectividad.

 En esta misma línea se mueve el Nuevo C3, que permite 36 combinaciones de colores en el exterior y 4 ambientes en el interior con los que se puede conseguir un modelo totalmente “Inspired by You”. El Nuevo C3 incorpora, además, innovaciones tecnológicas especialmente pensadas para la vida urbana, que lo convierten en una referencia en su segmento, como la ConnectedCAM CitroënTM.

 Precisamente, uno de los pilares del confort según lo entiende Citroën es la presencia en sus modelos de sistemas de conectividad y tecnologías útiles en favor de la seguridad, la comodidad y que faciliten la vida. Equipamientos que, entre otras cosas, ayudan a realizar la maniobra de aparcamiento, a salir en pendiente, avisan de la presencia de un coche en el ángulo muerto, permiten acceder a él con sólo llevar la llave en el bolsillo, o muestran las informaciones de conducción sobre una lámina transparente por delante del parabrisas para mantener siempre la mirada puesta en la carretera. A modo de ejemplo, la Nueva Berlina C4 Cactus y el Nuevo SUV Compacto C3 Aircross incluyen 12 ayudas a la conducción.

Además, en línea con los tiempos actuales, los Citroën incorporan tecnologías que les permiten estar siempre conectados. Desde su pantalla táctil, auténtico centro de mandos, se puede acceder a funciones como el Mirror Screen (con Apple CarPlay y Android Auto), que permite duplicar el contenido multimedia y las aplicaciones del Smartphone, con toda seguridad. También ofrecen navegación conectada 3D con reconocimiento de voz Citroën ConnectNav, que ofrece las informaciones sobre el tráfico en tiempo real, la localización y los precios de las estaciones de servicio y de los parkings, etc. Pero aún más, el Smartphone se puede recargar en el coche, sin cables.

 Tecnologías útiles que, en general, contribuyen a aligerar la carga mental. Una reducción que es aún mayor en el caso de los Citroën, donde el espacio está despejado y no hay ni un solo comando de más, con una disposición realmente intuitiva.

 Todo ello, sin olvidar una gama de motores, sobrios y eficientes, entre los que se encuentran los premiados motores gasolina PureTech, que también contribuyen a hacer del viaje en un modelo Citroën una experiencia de confort.

 

Top