Estimado cliente,

Tu navegador no te permite ver correctamente toda nuestra web www.citroen.es

Para tener una mejor experiencia en el site te invitamos a actualizar tu navegador.

Te proponemos estos tres navegadores, que puedes descargar siguiendo cualquiera de los tres enlaces:

VERIFICA REGULARMENTE LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS

Cuando los neumáticos están poco inflados, su resistencia a la rodadura es superior a la normal. Se le exige más esfuerzo al motor, lo que aumenta el consumo de carburante.

Un neumático insuficientemente inflado se calienta más de lo normal, reduce su buen comportamiento en carretera y puede dañarse hasta reventar. El sistema de detección de neumáticos poco inflados con el que están equipados cada vez más nuestros vehículos es una ayuda importante, pero no debe sustituir al control regular.

Los cambios de temperatura hacen que varíe la presión de los neumáticos: por ejemplo, la presión disminuye cuando la temperatura ambiente baja (paso del verano al invierno). Piensa pues que debes verificar y ajustar regularmente la presión de los neumáticos, en particular cuando baje de manera importante la temperatura, pero también cuando cargues mucho el vehículo. Para tu seguridad, respeta las presiones recomendadas por el fabricante, que corresponden a los neumáticos fríos.

La utilización de neumáticos “de invierno” aumenta considerablemente la resistencia a la rodadura cuando se rueda sobre suelo seco. Aportan seguridad cuando las condiciones climáticas son malas, pero es conveniente retirarlos en cuanto las condiciones de circulación lo permitan.

VERIFICA REGULARMENTE LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS DE TU CITROËN

Pour profiter pleinement de l'expérience interactive
Citroën
CARGAR
FLASH PLAYER
et assurez-vous d'avoir activé l'option Javascript de votre navigateur internet.